Tiempo y capitalización

Muchas personas invierten para que su dinero crezca con el tiempo. Mientras más tiempo tenga una inversión para crecer, mayor es su potencial de ganancias. Este concepto se conoce como capitalización. Capitalización es simplemente la capacidad de un valor para generar ganancias, que luego se reinvierten para que a su vez generen sus propias ganancias. En otras palabras, capitalización significa generar ganancias a partir de ganancias anteriores.

Nunca es demasiado pronto o demasiado tarde para comenzar a invertir, pero si esperas demasiado podrías perder la oportunidad de que una inversión crezca.

El siguiente ejemplo ilustra la capitalización

Don y Jane tienen la misma edad. Aportan la misma cantidad, $100 cada período de pago a su cuenta de capitalización diferida, pero invierten durante períodos de tiempo diferentes.

Jane comienza a los 30 años e invierte solamente durante 10 años, y deja completamente de aportar dinero a su cuenta.

Don no comienza hasta los 40 años, pero continúa invirtiendo durante los siguientes 25 años hasta que se retira a los 65 años.

Tiempo y el ejemplo de composición, consulte la descripción anterior.

A los 65 años, Jane tiene una cantidad de dinero significativamente mayor que Don, aun cuando éste invirtió más del doble que Jane. Los 10 años adicionales de capitalización permitieron a Jane que su dinero creciera más que el de Don.

Si bien este ejemplo es hipotético, representa el costo muy real de esperar.

Esta ilustración es un cálculo hipotético de capitalización, suponiendo una tasa de rendimiento del 7%. No pretende servir como proyección o predicción de los resultados de ninguna inversión en particular. Las inversiones no están garantizadas. Dependiendo de la inversión, el rendimiento puede ser mayor o menor. Si se hubiesen incluido las tarifas y los gastos, el rendimiento hubiese sido menor. Intereses capitalizados anualmente sobre la base de contribuciones quincenales.

Otro concepto importante relativo al tiempo y la capitalización es la regla del 72.  La regla del 72 es un concepto que se usa para calcular cuántos años tardará una inversión en duplicar su valor. Para ver cómo funciona, divide el número 72 entre la tasa de rendimiento anual.

Por ejemplo, si la tasa de rendimiento anual es del 8%, la inversión probablemente se duplicará en nueve años (72 entre 8 es igual a 9).

La regla del 72 funciona mejor con una tasa de rendimiento anual consistente. Si la tasa varía de un año a otro, la regla no funciona tan bien, pero puede usarse para obtener una aproximación.

El mismo cálculo puede utilizarse para hallar la tasa de rendimiento que se requiere para que se duplique una inversión.

Simplemente divide el número 72 entre el número de años durante los que se espera colocar los fondos. Por ejemplo, si la inversión se va a mantener durante 12 años, se necesitaría un 6% de rendimiento anual para que se duplicase al final de ese período (72 entre 12 es igual a 6).

Albert Einstein, según se dice, se refirió a la capitalización como “la fuerza más poderosa del universo”. El tiempo es poder, aprovéchalo al máximo.

NRW-1799AO-S
Modal Dialog Start Close

You are going to a page that is not part of this website

We make no endorsement of its content or guarantee of its accuracy. If the Continue button does not work, the page may have been moved or removed.

Please consider logging out of your account before you proceed.

Modal Dialog End